Del sur de mis olas, al norte de mis sueños por Máxima Hernández

February 22, 2020

Del sur de mis olas, al norte de mis sueños por Máxima Hernández
Titulo del libro : Del sur de mis olas, al norte de mis sueños
Autor : Máxima Hernández
Fecha de lanzamiento : March 22, 2017
Editor : Poetas de la Era

Del sur de mis olas, al norte de mis sueños de Máxima Hernández está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

En la poesía de Máxima Hernández alternan a partes iguales la sed de trascendencia, lo onírico y lo espiritual con un erotismo sutil, de delicada factura. A lomos de su obra cabalgan, asimismo, muchos otros temas caros a la cultura occidental de ayer y de hoy —el yo, la vida, la condición femenina, la divinidad, el desasosiego, la nostalgia, el olvido, la soledad, el desarraigo, la muerte y el horizonte de posibilidad del arte, que nuestro sujeto poético sitúa unas veces en su propio mundo interior, como en “Mi canto”; en la realidad ambiente, así en “Preñada de versos”; y otras, en el ámbito de la lengua, como en “Mis poseídas palabras”—. A través de un complejo entramado de imágenes, nos coloca desde el principio en un estado de espíritu evocador que nos transporta, como en andas, desde las búsquedas, decepciones, nostalgias e ingenuidades sin término inseparables de la mocedad, hasta un cierre artísticamente impecable caracterizado por la consustanciación de lo real y lo posible, de la soledad más honda y la presencia más fidedigna, que se simboliza en una cierta omnipresencia del amado ausente o en la arraigada añoranza de un pasado que vuelve, una y otra vez, sin jamás haberse ido, como en los versos iniciales de “Bajo tu influencia” y en los últimos de “Sólo quiero” y “Sigues las senda de mis pasos”.
Pero, ante todo, en este poemario nos encontramos con esa mujer única e inmanente que anuncian el poema “Resurjo” y los versos finales de “Alegrías y cantos”: “abrigo la bienvenida /a nuevos soles y lunas, / y veo florecer momentos fecundos / al arribo del amor”. Superación estéticamente convincente, ejemplar, incluso de la disociación optimista de “Contemplación”: “Me miro en mi ojo izquierdo / detenida. / La nada allí colgando de la vida. / Caleidoscopio espejo, / ante el disfraz de mí misma. /La mirada fija en mi ojo derecho, / otra vez resplandece.” Poesía para ser cantada o llorada a ratos, conforme a medida.
Poesía, en suma, digna de figurar en cualquier antología de la poesía contemporánea que merezca ese nombre.

Alejandro Arvelo